Lo que necesitas saber sobre el control de crucero

Fecha: 02-01-2020

Supone una mayor concentración del conductor, ya que se reduce el número de tareas a realizar y por ende, una menor fatiga. Asimismo, no se sobrepasa nunca el límite máximo de la vía por la que se circula, aunque existe un mayor consumo de combustible. Cabe señalar que el control de crucero intenta mantener la misma velocidad siempre, por lo tanto, acelera automáticamente lo que sea necesario para no perderla.

Sin embargo, esto implica que pueda perderse el control del vehículo al pisar el freno en vías con lluvia, nevadas o en mal estado. Al no tener que mantener el control de la velocidad, ni pisar el acelerador, se corre el riesgo de que el conductor pueda entrar en un estado de hipnosis produciendo algún tipo de accidente en la carretera.

Parece muy útil pero... ¿Qué es?

Básicamente se trata de un sistema de ayuda a la conducción que, en caso de usarlo correctamente, puede ser beneficioso en diversas ocasiones. Su objetivo es mantener una misma velocidad constante, fijada anteriormente por el conductor del vehículo, sin necesidad de tener que acelerar. La velocidad se queda mantenida mientras el conductor lo quiera. Es realmente fácil, puesto que el coche se encarga de aplicar la potencia necesaria para mantener esa velocidad fijada.

El sistema se cancela cuando el conductor pisa el freno o el embrague. Asimismo, si en algún momento determinado se necesita acelerar, por ejemplo, para adelantar a algún vehículo, se puede pisar el acelerador; en cuanto se deje de hacerlo, el sistema volverá a recuperar la velocidad fijada.

El mejor lugar para practicar

Si nunca lo has utilizado, existen algunos trucos para aprender a utilizar este sistema: conducir el coche hasta una carretera o lugar no demasiado transitado; circular con normalidad y al llegar a 70 kilómetros por hora activar el control de crucero desde la palanca correspondiente, manteniendo el pie en el acelerador; soltar el acelerador y comprobar cómo el vehículo mantiene la velocidad que se le ha indicado. Si se desea desactivar el control crucero, simplemente pisando el freno o el botón anteriormente activado se volverá a tener los mandos del vehículo.

Conocer cómo funciona la velocidad crucero del vehículo es de crucial importancia

Existen muchos tipos de tempomat, así que antes de empezar a utilizarlo es recomendable leer el manual de instrucciones de tu vehículo para aprender a activarlo y desactivarlo en marcha y saber exactamente cómo funciona, sin necesidad de pensar o ver cómo se hace. Es un elemento de seguridad, si bien no imprescindible, que facilita bastante la tarea del conductor.

Imágenes