Cómo rotar los neumáticos de tu coche

Fecha: 13-01-2021

Una forma sencilla de estirar la vida útil de tus neumáticos es rotarlos regularmente. Esto significa cambiar la esquina del coche donde se monta el neumático


¿Por qué rotar los neumáticos?

Las ruedas se desgastan de manera diferente. Los neumáticos delanteros llevan más del 60% del peso de su coche, por lo que se desgastan más rápido que los traseros. Además, tomar curvas hace que los neumáticos se desgasten a delanteros a diferentes velocidades. Después de miles de kilómetros de conducción, terminas con un desgaste desigual de la banda de rodadura.

Al rotar tus neumáticos con regularidad, puedes igualar estos desgastes y tener una conducción más suave y segura. Y lo que es más importante, ahorrarás dinero a largo plazo extendiendo su vida útil.


¿Con qué frecuencia debe rotar los neumáticos?

La mayoría de los fabricantes recomiendan rotar los neumáticos cada 8000km. Una manera fácil de recordarlo es rotar los neumáticos con cada cambio de aceite.

 

¿Qué herramientas necesito?

El gato de coche. Si sólo tienes uno, necesitarás también algún ladrillo o bloque para sostener el coche en posición mientras cambias cada par de ruedas.

 

Patrón de rotación: ¿Neumáticos direccionales o no direccionales?

Antes de empezar a aflojar las tuercas necesitamos saber qué patrón vamos a usar para rotar nuestros neumáticos. La forma de rotar los neumáticos depende de algunos factores, el más grande es si tu coche tiene tracción delantera o trasera.

Para los coches con tracción trasera, mueve los neumáticos delanteros a los lados opuestos de la parte trasera: delantero izquierdo a derecho trasero y delantero derecho a trasero izquierdo. Los neumáticos traseros se mueven hacia adelante en el mismo lado.

En los vehículos con tracción delantera, haz lo contrario. Mueve los neumáticos traseros a los lados opuestos de la parte delantera y mueva los neumáticos delanteros al mismo lado hacia atrás.

 

Tiempo necesario: 20 minutos.

1. Pon el freno de mano, por seguridad.

2. Afloja las tuercas de las ruedas, pero no los quites del todo. Aprovecha la fuerza de la rueda contra el suelo para que sea mas fácil de quitar el tornillo cuando la rueda esté levantada.

3. Levanta una rueda con el gato del coche y coloca el soporte debajo de ella. Haz lo mismo con la otra esquina que vayas a cambiar.

4. Retira los neumáticos y sigue el patrón adecuado para el tipo de tracción. Cuando vuelvas a colocar cada neumático en el soporte de la rueda, atornillalo tanto como puedas.

5. Baja el coche de los soportes de gato y aprieta las tuercas hasta el final.

¡Eso es todo! Ahora sólo tienes que anotar los km del cuadro y volver a rotarlos cuando hayan pasado otros 8000.

Imágenes